• Crónica Evento Indy500

      Uno de los eventos más laureados y prestigiosos de la historia, de los más emocionantes y vibrantes posibles, se dio cita el pasado viernes en esta comunidad formando parte del minicampeonato de verano JDT, siendo así el primer evento, y qué primer evento, nada más y nada menos que las 500 millas de Indianápolis, que ya se celebraron en el pasado en dos ocasiones, las dos precisamente ganadas por un mismo piloto, Iago Rodríguez, que esta vez en su tercera participación, volvería a probar suerte.

      Dieciocho pilotos se daban cita en este primer gran evento. La clasificación era vital y se decidiría por muy pocas milésimas, incluso se igualarían tiempos, cuanto más delante salgas, menos posibilidades tendrías de encontrarte un posible accidente. Sólo había un intento, todo o nada en esa vuelta.

      Carlos Pérez fue de los primeros en probar suerte con unos neumáticos poco adecuados para la clasificación, marcando un tiempo más que discreto. Poco a poco fueron superando el tiempo de Carlos con facilidad el resto de pilotos, hasta quedar penúltimo en la tabla. Todas las miradas estaban puestas en lo que sería capaz de hacer Iago Rodríguez, que marcaría justamente el mimo tiempo que Amando, colocándose en octava posición. Discreta actuación de James Calado, con un tiempo que le valía para ser undécimo, por delante de Manu. Javier Rodríguez daba la sorpresa colocándose a falta de 3 minutos para el final en la pole position, a falta de Edy. Fue el más listo de la clase y con la pista con más grados y más temperatura, consiguió la pole position sacando 40 milésimas al tiempo de Javier. Por lo tanto la parrilla quedaría con la pole de Edy, segundo Javier, tercero Jorge en una brillante clasificación en su vuelta a las pistas, por detrás Marshall, Borja, Antonio Pinto, Amando, Iago Rodríguez, Alberto Gómez, Jose Llamas, James Calado, Manu, Sisco, Pables decimocuarto con una paupérrima performance, Carlos Pérez y Hakkinen sin tiempo. Con sanción Salva y Titi, que tendrían que escalar muchas posiciones.

      La tensión se mascaba en el ambiente y es que la salida podría ser muy peligrosa. Aun siendo lanzada por el poleman, los errores y el espacio comparten una línea muy delgada en el que cualquier momento podría producirse un accidente. Salida limpia sin incidentes en toda la línea de carrera y sin sobresaltos, les esperarían nada más y nada menos que 200 vueltas agotadoras. Rápidamente Jose Llamas fue ascendiendo posiciones desde la décima posición hasta la primera, con fantásticas maniobras. Un desafortunado accidente en la primera curva en la vuelta 5 entre tres coches en paralelo tuvo graves consecuencias desde primera hora de la carrera. Jorge por el interior Pinto y Marshall en el exterior encaraban la primera curva, cuando Jorge se quedó sin espacio tras un movimiento de Pinto en el que se tocaron y acabaron los dos cruzados en la pista. Amando, Alberto y Hakkinen pudieron salir sin daños, pero James Calado, Manu y Sisco se llevaron la peor parte. James pudo llegar hasta pit para arreglar su coche, pero tanto Pinto como Jorge, Manu y Sisco se verían obligados a abandonar en las primeras vueltas.


      Salva desde las últimas posiciones iba remontando poco a poco hasta los seis primeros poniendo en apuros a muchos pilotos, marcando vuelta rápida tras vuelta rápida. Unas veinte vueltas después una lucha por el podium entre Javier Rodríguez y Marshall dejaría una víctima. El gaditano rompería la suspensión tras un toque con el gallego, en una situación bastante parecida a la de Jorge y Pinto.

      Varios grupos bastante distanciados, ya con cinco abandonos, en los que podrían destacarse los cuatro primeros entre Llamas, Marshall, Edy y Borja, Amando, Iago, Salva, y Pables, y el grupo final formado por Carlos Pérez, Hakkinen, Alberto Gómez y James Calado, que iba 1 segundo por vuelta más lento que el resto por los desperfectos en su monoplaza.

      Increíbles vueltas en los puestos líderes entre Jose, Edy, Marshall y Borja, intercambiándose entre sí las posiciones continuamente. En el primer baile de los pits stops, El Titi cometería un error y tendría que abandonar, poco después aseguraba al equipo por radio su malestar ya que quería acabar la carrera y confesaba que estaba algo borracho, aun no nos lo explicamos. Poco después de los primeros movimientos en la calle de boxes, Salva rompía el motor, y es que según afirmaba a su equipo, todo, las presiones y temperaturas estaban perfectas, fue sin avisar, no había problemas aparentes, reventó.


      Allá por la vuelta 120, Amando con una estrategia diferente a la de los demás empezaba a recoger sus frutos luchando de tú a tú con Borja por la cuarta posición. En una desafortunada maniobra de Borja en plena recta de meta, aunque la verdad una situación muy difícil, Amando chocó con unos de los salientes de la recta principal acabando así de esta forma con sus opciones de acabar la carrera, manteniendo y alargando una malísima racha de abandonos consecutivos, algo que no debió sentarle nada bien después de la carrera tan buena que estaba realizando. Iago Rodríguez mientras estaba en quinta posición en tierra de nadie decidió abandonar sin motivo aparante, por lo que el doble campeón de este tipo de eventos no repetiría corona esta vez. Poco después de esto, Marshall también decía adiós por culpa de un fallo electrónico en su monoplaza cuando estaba en una buena cuarta posición, muy mala suerte.


      Impresionantes últimas vueltas con la victoria sin decidir, una lucha intratable entre Borja y Edy manteniéndose durante más de 30 vueltas, hasta que el motor de Borja dijo basta, y puso en bandeja de oro la victoria en el tercer evento organizado por JDT de las 500 millas de Indianápolis. Por detrás a más de 30 segundos, se encontrarían Pables, Jose Llamas y Carlos Pérez, en la que Carlos yendo de menos a más durante el transcurso de la carrera, poniendo en serios apuros a Pables y Llamas, acabando la carrera en menos de 4 décimas los tres. Acabarían la carrera Alberto Gómez, en una carrera sin incidentes para él, Borja por delante de James y Hakkinen que tuvo una parada de casi 10 minutos en boxes por motivos que no se pueden contar. Por lo que finalmente Edy con una gran carrera con la calculadora en la mano se hace con una de las victorias más importantes un evento de esta magnitud. Pables firmaría la mejor remontada con 12 posiciones ganadas respecto a la salida y Salva marcaría la vuelta rápida. Jose Llamas que volvería a las pistas sería el mejor "debutante" quedando en podium.

      Próxima cita en Istanbul Park con el maravilloso y magnífico mod de CTDP 2006, con una parrilla casi llena de 19 pilotos, en una trepidante carrera. Será el último evento de monoplazas organizado para este minicampeonato de verano.

      ¡Mucha suerte a todos!