• Previo 3º evento de verano: Subida Pikes Peak

      El 24 de Agosto celebraremos la primera edición virtual en la comunidad de la subida al monte Pike’s Peak o Pikes Peak International Hill Climb (PPIHC) o también conocida como “carrera al cielo”

      Se trata de una de las competiciones de motor más famosas, impactantes, radicales y arriesgadas (lo de “carrera al cielo” va con toda la intención) que existen. Yo, como muchos de vosotros, conozco esta carrera desde el primer día que jugué al Gran Turismo 2 y vi aquel “cacharro” llamado Suzuki Escudo Pike’s Peak con sus 985 cv y 800 kg de peso. La carrera es tan radical como el coche en cuestión: barrancos de caída infinita, altura extrema, …



      Pike’s Peak es la montaña más conocida del mundo del automovilismo y una de las más visitadas por turistas en EEUU. Se encuentra en las Montañas Rocosas de Colorado. Tiene una altura de 4302 m y se encuentra durante la mayor parte del año nevada (de ahí que en las zonas altas, los tupidos bosques dejen paso a un paisaje casi lunar sin vegetación alguna), excepto en verano, cuando se aprovecha para celebrar la carrera (aunque en alguna edición que otra, las inclemencias del tiempo tales como nieve o lluvia obligan a acortar la carrera, como ocurrió en el 2006). El nombre se lo debe al primer explorador que lo documentó, Zebulon Pike; de ahí, se quedó con lo de “Pico del Lucio”.

      El trazado es sencillamente espectacular: utiliza 19.99 km (y 156 curvas) de la serpenteante “carretera” de subida a la cima del Pike’s Peak, un Nurburgring cuesta arriba! El recorrido comienza a 1439 m de altura siendo una carretera de asfalto entre frondosos bosques y, a medida que aumenta la altitud, la carretera pasa a ser una pista de tierra entre un paisaje de lo más árido para alcanzar la meta en la cima del Pike’s Peak a 4301 m (no es el Karakórum, pero para andar con coches a esas alturas, ya es más que suficiente). Si echamos cuentas, la pendiente media es de un 7%!


      Si una buena carretera de montaña que se precie se caracteriza por los precipicios por los que discurre, ésta no sé cómo calificarla, porque pertenece a un orden superior (especialmente un tramo cercano a la cima que llaman “bottomless” con desniveles de más de 600 m, en el que mejor no tener un error de conducción, porque la carrera a las nubes se convertiría con toda certeza en una carrera al cielo) y sin ningún tipo de quitamiedos para mayor inri.

      La importancia de la altura es mayor de lo que a priori podemos pensar. Como sabemos, la densidad y, por tanto, la presión disminuye con la altura y, a estas alturas, el efecto de esta disminución comienza a no ser despreciable. Los pilotos pueden sufrir durante la ascensión algo de “mal de altura“, que consiste básicamente en pérdida de concentración, disminución de reflejos o sensación de fatiga. Así que esto supone un plus de dificultad y peligro en esta carrera. Además, técnicamente, también afecta: los coches pierden potencia a medida ascienden. Se habla de que los coches suelen perder en torno a un 30% de potencia desde la salida a la meta. En concreto, el Peugeot 405 T16 Pike’s Peak (del que luego hablaremos) perdía unos 200 cv. Para minimizar la disminución de potencia, los coches tienden a ser turboalimentados (la misma solución que adoptaban los aviones con motores a pistón para tener un techo de servicio mayor).

      Para subir rápido por esa pista hay que estar hecho de una pasta especial y, por supuesto, tener poco vértigo.

      La carrera, llamada Pikes Peak International Hill Climb, se viene celebrando cada año desde 1916 y se trata de la segunda competición automovilística más antigua de EEUU (la más antigua es “las 500 millas de Indianápolis“) y está dentro del Calendario de Eventos Internacionales de la FIA.


      Si la carrera es de por si singular, los vehiculos que se dan cita en ella lo son tambien y acaban de rematar la imagen de competicion poco usual y genuina.

      Cada año se da cita mas de 100 corredores para subir. Como es de esperar existen varias categorias que abarca todo tipo de artefactos sobre ruedas: motos, quads, coches, camiones....

      Pero desde luego la categoria mas emocionante es la "unlimited", en la que cualquier cosa puede correr con la condicion de que pase una minima especificacion tecnica (vamos 4 ruedas, volante y que vaya pegado al suelo). Gracias a la aparicion en los Rallies en los 80's del grupo B, comenzaron a aparecer autenticos mounstros con rueda en la Pikes Peak.


      Para este año el circuito ha sido aslfatado por completo, a pesar de que muchos esperarian que los tiempos anteriores fueran batidos con mucho margen por esta causa, los pilotos que terminaron la subida el 12 de agosto solo pudieron bajar cinco segundos el record del piloto japones Tajima.

      Personalmente para mí ya no tiene tanto misterio el Pikes Peak. El tema de la altitud nada mas... con arena siempre es mucho mejor, a la muestra un video:


      Grupo B + Ari Vatanen


      Tiempazo de edy el sucio

      Fuente: 8000 vueltas y google.