ARTICULO 6. REPARTO DE PESOS:

En competición, normalmente nos referimos al peso como algo malo. Es cierto que cuanto más pesado sea el vehículo más lento será, pero el peso es algo que se puede administrar e incluso utilizar en nuestro beneficio. Afortunadamente, sus competidores también tendrán que tratar con la misma cantidad de peso en sus vehículos. La diferencia la marca quien puede utilizar ese peso en su beneficio.

El peso equivale a tracción: El peso que empuja a los neumáticos contra el asfalto les proporciona tracción. Sin embargo, demasiado peso empujando a los neumáticos provocará que estos sobrepasen su nivel de tracción. Un vehículo de tipo "dragster" pondrá todo el peso posible sobre la parte trasera, pues son esos los neumáticos que únicamente importan en ese tipo de competición. Al tener todo el peso en la parte trasera dichos neumáticos serán empujados firmemente contra el asfalto, ofreciendo la mayor tracción. Afortunadamente para ellos, no tienen que tomar ninguna curva porque en el momento en que ese vehículo comience a entrar en curva, todo el peso trasero provocará que los neumáticos traseros sobrepasen su capacidad de tracción lateral y el vehículo trompeará.

Nosotros tenemos que tratar con ambos aspectos. Queremos la tracción ideal en recta para los neumáticos traseros, como nuestro 'dragster' anterior, pero también necesitamos que el vehículo pase por curva tan rápido como sea posible. La posibilidad de ajustar el reparto de pesos delantero y trasero puede ayudarnos a conseguir estos dos objetivos. Generalmente, un vehículo de carreras ideal tendrá un reparto de pesos del 50/50 delante y detrás. Pero, cuanto más peso se pase atrás mejor será la velocidad en curva (menos carga lateral en los neumáticos delanteros) al tiempo que tendremos mejor aceleración al salir de curvas lentas (mayor peso empujando los neumáticos traseros contra el asfalto). La contrapartida es que la parte trasera del vehículo puede ser más inestable en curvas rápidas.

El reparto lateral de pesos (derecha-izquierda) se puede utilizar en pistas en las que predominen las curvas en uno de los sentidos. Un ejemplo de este tipo de pistas es Lime Rock Park, donde a excepción de una curva todas son a derechas. Los pilotos de carreras ovales ponen tanto peso en la parte izquierda de su vehículo porque las pistas ovales sólo tienen curvas a izquierdas.